Seguidores

domingo, 27 de junio de 2010

- Reciclado del Vidrio

El vidrio se recicla
Anualmente se elaboran millones de productos
que se envasan en vidrio. Estos productos
se consumen y, en muchas ocasiones,
los envases se tiran a la basura con el
resto de los desechos.
Los residuos urbanos son depositados
luego en vertederos (e incluso, en el peor de
los casos, en el campo), provocando el deterioro
de la naturaleza y del medio ambiente.
Todos podemos contribuir para que esto no
ocurra. Evitarlo es un trabajo conjunto de
consumidores, administración y empresarios.
Los países del norte de Europa fueron los
primeros que comprendieron la importancia
de reciclar. Poco a poco, todos los países
europeos, entre ellos España, han reaccionado
al darse cuenta del enorme problema
de la acumulación de residuos: desperdicio
de materias primas, destrucción de
terrenos de extracción, contaminación del
aire, etc.
En el caso del vidrio, la preocupación por
reciclar no es tan reciente. De hecho, la
recuperación y reciclado del vidrio comenzó
en Dinamarca en 1962.
En España, en 1982, se instaló el primer
iglú o contenedor de vidrio.
Desde entonces, y hasta 2002, hemos
alcanzado los siguientes logros:
Conseguir que cada español recicle una
media de 9,5 kilogramos al año.
Instalar 98.107 contenedores de vidrio
(uno por cada 426 habitantes).
Reciclar, desde 1982, más de 8 millones
de toneladas de vidrio.
La cadena del reciclado
Para poder conseguir que el vidrio sea
reciclado, es necesario establecer una gran
cadena. Una cadena en la que todos los
eslabones son importantes y cumplen una
función fundamental. Porque de nada sirve
que un envase de vidrio sea fácilmente reciclable
si no llega a la planta de tratamiento.
El vidrio no es basura,
se recicla 5
28
Palabras clave: Reciclar, iglú,
punto verde
Breve resumen: Nuestra colaboración
en el reciclado del
vidrio forma parte de una
gran cadena donde todos
somos importantes y debemos
colaborar.
1 2
El consumidor, como primer eslabón
de la cadena, debe:
1. Aprender a seleccionar; es decir, separar
los envases de vidrio del resto de
los residuos.
2. Guardarlos en un lugar distinto de la
basura y del resto de los residuos.
3. Depositar los residuos de envases de
vidrio en su contenedor específico, sólo
para envases de vidrio, conocido como
“iglú”.
Es importante que recuerdes que los tapones
de los envases no deben ser depositados
en el iglú, tampoco bombillas ni otro
tipo de cristales. En los contenedores de
vidrio sólo se pueden depositar envases de
vidrio (tarros, botellas, frascos, etc.)
Una vez depositados los envases de
vidrio en sus contenedores, éstos son recogidos
y trasladados a:
- Plantas de trasferencia, para su almacenaje
y su posterior traslado a la planta de
tratamiento (se utilizan cuando las plantas
de tratamiento están muy alejadas, como,
por ejemplo, en las islas)
- Plantas de tratamiento, situadas en
zonas próximas a las fábricas.
29
¿Por qué no se pueden depositar
en los iglúes ciertos elementos?
Tapones – Empeoran la calidad
del vidrio recogido en los iglúes,
mezclándose diferentes
materiales (plástico, corcho,
aluminio...)
Vasos y copas- Todo aquello
que comúnmente denominamos
“cristal” contiene óxido
de plomo, que le otorga ciertas
características peculiares,
como el sonido (típico de
las copas) y el brillo. El óxido
de plomo no se puede fundir
en los mismos hornos donde
se producen los envases de
vidrio.
Cerámica – Debido a su diferente
composición química,
necesita más temperatura
de fundición. Al no fundirse,
produce pequeñas piedrecitas
que provocan la ruptura
del envase de vidrio.
3 4
5
En la planta de tratamiento se limpia
el vidrio de cualquier impureza o material
diferente al vidrio. Así, por ejemplo, encontramos
líneas de lavado (para quitar las etiquetas)
o imanes (que eliminan los elementos
metálicos, como tapones).
Por último, el vidrio limpio se tritura, consiguiendo
el casco o calcín, materia prima
que se traslada a las fábricas de envases de
vidrio.
En la fábrica de vidrio el calcín se
mezcla con arena, sosa, caliza y otros componentes,
y se funde a 1.500 grados centígrados,
aproximadamente. Una vez fundido,
se obtiene una masa líquida: la gota de
vidrio.
Esta gota se deposita en moldes que
darán forma a los nuevos envases, cuyas
características físicas son las mismas que
las de los envases originales.
Las botellas, frascos y tarros que se producen
en la fábrica de envases de vidrio
son trasladados a la planta envasadora,
donde se llenan y utilizan para contener
alimentos y bebidas.
Al final de la cadena de envasado se les
pone el PUNTO VERDE.
30
En España, en torno al 99%
de los envases de vidrio llevan
el punto verde, logotipo
que identifica que el envasador,
embotellador, distribuidor,
etc. de dicho envase, ha
pagado para que, una vez
depositado en el contenedor
correspondiente, sea recogido
y, en el caso del vidrio,
reciclado en su totalidad.
El 1 de mayo de 1998 se ha
convertido ya en una fecha
clave en la agenda de todos
los empresarios españoles,
grandes y pequeños. Ese día
entró en vigor la obligación
de poner los productos envasados
a través del sistema
de depósito, devolución o
retorno, o través de un
Sistema Integrado de
Gestión.
El Punto Verde es el símbolo
que indica que ese envase
cumple con la legislación,
financiando un sistema de
recogida selectiva.
67
Dichos alimentos y bebidas tienen como
destino el comercio.....
....siendo adquiridos por el consumidor
final.
Por último, el consumidor, para no
interrumpir la cadena, debe volver a
seleccionar, separar y depositar en
los iglúes los residuos de envases
de vidrio.
31
Actividades:
1. Localizar sobre un plano del
barrio donde están situados
los iglúes para la recogida de
vidrio. Una vez situados los
puntos, detectar calles
donde no hallen cerca contenedores.
Realizar un escrito
y solicitar a Ecovidrio que
coloque en esos puntos más
contenedores.
2. Elaborar pegatinas, por
parte de los alumnos y alumnas,
para colocar en las cocinas
de cada uno de los alumnos
con el fin de incentivar a
toda la familia en el reciclado
de vidrio.
Los envases que se
recogen de los iglúes o
contenedores de vidrio se reciclan
al 100%.
Todo es aprovechable y
no pierde ninguna de
sus cualidades.
Además, los envases
de vidrio admiten esta
operación tantas veces
como sea necesario.
Reduces los residuos que
van a parar al vertedero
3.000 botellas recicladas son 1.000 kilos
menos de basura que van al vertedero
Reduces la contaminación
del aire
La contaminación del aire se reduce un
20%, ya que se quema menos combustible
para fabricar nuevos envases y, además, se
reduce la producción de gases en la fundición.
Ahorras energía
Reciclando 1 botella ahorras la energía
suficiente para mantener una bombilla de
100 vatios encendida durante 1 hora.
La temperatura necesaria para fundir el
calcín es menor a la exigida para fundir las
materias primas originales.
Ahorras materias primas
Reciclando 3.000 botellas se ahorran 1,2
toneladas de materias primas, reduciendo
así la erosión de tierra por extracción.
¿QUÉ CONSEGUIMOS
RECICLANDO VIDRIO? 6
32

No hay comentarios.:

Publicar un comentario